lunes, febrero 04, 2008

Interpretación de sueños IV



TIPOS DE LENGUAJE EN LOS SUEÑOS: Relacionarlo en primer lugar, con el momento actual, problemas, sentimientos etc., luego buscaremos con más profundidad la raíz del mismo. Ver el sentido práctico literal del mismo y luego intentar descifrar su lado simbólico. Hay que trabajar las fases del sueño y sus símbolos. En papel aparte, desmenuzando las escenas diferentes del sueño y anotando todos los símbolos escogidos en forma de vocabulario, para después buscar la asociación posible de cada uno de ellos. Entre los tipos de lenguaje en los sueños están. Convencional: Se refiere a nuestro lenguaje ordinario y normal. Se adopta literalmente a nuestra manera de hablar y decirnos las cosas en la vida cotidiana, despiertos. Accidental: Es personal y creativo, según nuestros propios sentimientos, surgiendo símbolos desconocidos conscientemente, ya que son originarios de nuestra inspiración subconsciente. Universal: es quizá el que más se utiliza en los sueños. Surgen de los símbolos grabados en nuestra mente (consciente e inconsciente), a través de la lectura, música, cine, etc. Relacionarnos nuestros conocimientos intelectuales para representarnos lugares, cosas, asociaciones con rasgos de la personalidad que no sabemos y así, simbólicamente, nos dan pistas e incluso nos descifran lo que necesitamos y queremos resolver. No es de mayor importancia el tipo de lenguaje que utilicemos en nuestros sueños, en realidad todos nos servirán para el mismo fin, una vez conocidos. Sólo se trata de tenerlo en cuenta, a partir de la pequeña base abierta sobre las posibilidades del lenguaje onírico. Además de las múltiples derivaciones que pueden nacer de la imaginación y creatividad individual, para descubrir en profundidad nuestra existencia.

Reflexión: Los sueños, sueños son. “Ser o no ser, esa es la cuestión: si es más noble para el alma soportar las flechas y pedradas de la áspera Fortuna o armarse contra un mar de adversidades y darles fin en el encuentro. Morir: dormir, nada más. Y si durmiendo terminaran las angustias y los mil ataques naturales herencia de la carne, sería una conclusión seriamente deseable. Morir, dormir: dormir, tal vez soñar.” Imaginad pues que Shakespeare no hubiese compartido sus sueños con nosotros. Y así tantos otros autores o bien otros creadores que soñando la inspiración de las musas en ese momento les visitaron. Así pues que mi consejo seria: tened dulces sueños, que durmiendo algunos no romperán los cristales de la estación.

Un beso, os quiere Mari

1 Comment:

CHARO said...

Me ha sorprendido tu nombre Mary Valle,lo he descubierto en el blog de charo,resulta que en el pueblo de mi madre(Cenicero) la patrona es la Virgen del Valle así que hay muchas Mary Valles entre ellas mi hermana,me gusta tu blog,seguiré visitándote.Saludos charo(otra charo)

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.