miércoles, noviembre 05, 2008

Totem del Oso




La fuerza del Oso radica en el poder de la introspección, su lugar se encuentra al Oeste de la gran rueda medicinal de la vida. El Oso busca la miel o la dulce vedad, dentro del hueco del viejo árbol. Durante el invierno cuando la Reina de hielo gobierna y la luz de la muerte cubre la Tierra. El Oso entra en la cueva-útero para invernar, para digerir las experiencias del año. Se dice que nuestros objetivos es necesario el arte de la introspección. Para ser como el Oso y entrar en la seguridad de la cueva-útero, debemos sintonizar con las energías de la Eterna Madre y nutrirnos de la gran placenta del Gran Vacío, es el lugar donde todas las soluciones y las respuestas viven en armonía con las preguntas que llenan nuestra realidad. Si elegimos creer que la vida tiene muchas preguntas, también tenemos que creer que las respuestas a esas preguntas residen en nuestro interior. Cada ser posee la capacidad de sosegar su mente y entrar en el silencio y el saber. Muchas tribus le han dado a ese espacio de conocimiento interior el nombre de la Cabaña de los Sueños. Donde la muerte de la ilusión de la realidad física se sobrepone a la expansión de la eternidad. Es dentro de la Cabaña de los Sueños donde nuestros antepasados están sentados en Consejo y nos aconsejan sobre los caminos alternativos que nos llevarán hasta nuestros objetivos. Este es el poder del Oso. La energía receptiva femenina que durante siglos ha permitido a visionarios, místicos y chamanes profetizar, está contenidas en esa energía tan especial del Oso. En la India. La cueva simboliza la cueva de Brahma. Se considera que la cueva de Brahma es la glándula pineal que está situada en el centro de los cuatro lóbulos del cerebro. Si uno se imagina situado en lo alto de la cabeza, la visión de la parte superior sería un circulo. El Sur sería la frente, el Norte la nuca. Al Oeste estaría el hemisferio cerebral derecho y en el Este el hemisferio cerebral izquierdo. El Oso está en el Oeste, en el lado intuitivo, en el hemisferio cerebral derecho. Para hibernar. El Oso viaja hasta la cueva, que es el centro de los cuatro lóbulos donde está situada la glándula pineal. En la cueva el Oso busca respuestas mientras él-ella está soñando o hinvernando. Luego el Oso vuelve a renacer en primavera de modo semejante a como se abren las flores primaverales.. Durante siglos, todos los que buscaban el Tiempo de los Sueños y Visiones han caminado por el camino del silencio, acallando el parloteo interior para llegar al lugar de los ritos de tránsito o la glándula pineal. Desde la la cueva del Oso, encontrarás el camino a la Cabaña de los Sueños y a otros niveles de imaginación o de conciencia. Al elegir al Oso, el poder del saber te te ha invitado a entrar en el silencio y a conocer la Cabaña de los Sueños, para que tus objetivos sean realidades concretas. Esta es la fuerza del Oso.... Invitamé a la cueva. Donde el silencio envuelve. Las respuestas que dabas. Este es tu totem y avatar buena elección por esa dulce princesa que es tu hija. Por eso de tus sueños.



Y como lo prometido es deuda aquí te lo dejo deseo que te guste y os guste.



Un beso te quiere y os quiere Mari.



Del libro Rueda Medicinal Jamie Sams y David Carson

1 Comment:

jfmarcelo said...

Hola:

Acabo de ver tu blog.

Espero que visites mis blogs, son fotos de mi pueblo, de España y de Italia y Francia:

http://blog.iespana.es/jfmmzorita

http://blog.iespana.es/jfmm1

http://blog.iespana.es/jfmarcelo

donde encontrarás los enlaces de todos los blogs.

UN SALUDO DESDE ESPAÑA.

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.