domingo, febrero 08, 2009

Vida de San Francisco de Asís





http://pastoralmcsdiocesisguayana.blogspot.com/



Vida de San Francisco

Nació en Asís (Italia), el año 1182. Después de una juventud disipada en diversiones, se convirtió, renunció a los bienes paternos y se entregó de lleno a Dios. Abrazó la pobreza y vivió una vida evangélica, predicando a todos el amor de Dios. Dio a sus seguidores normas, que luego fueron aprobadas por la Santa Sede. Inició también una Orden de religiosas y un grupo de penitentes que vivían en el mundo, así como la predicación entre los infieles. Murió el año 1226.

El 4 de Octubre se celebra el día de San Francisco


El Capítulo general de los franciscanos, celebrado el año 1260, encargó a San Buenaventura, entonces Ministro general de la Orden, que escribiera una nueva y definitiva vida de San Francisco: es la que conocemos bajo el nombre de «Leyenda Mayor» (=LM). Giotto se inspiró precisamente en esta obra para pintar, a finales del siglo XIII, la galería de frescos de la basílica superior de Asís, que relata veintiocho episodios de la vida de San Francisco.

Llegó a un lugar donde se había reunido una gran multitud de aves de toda especie. Al verlas el santo de Dios, corrió presuroso a aquel sitio y saludó a las aves como si estuvieran dotadas de razón. Todas se le quedaron en actitud expectante, con los ojos fijos en él, de modo que las que se habían posado sobre los árboles, inclinando sus cabecitas, lo miraban de un modo insólito al verlo aproximarse hacia ellas. Y, dirigiéndose a las aves, las exhortó encarecidamente a escuchar la palabra de Dios, y les dijo: «Mis hermanas avecillas, mucho debéis alabar a vuestro Creador, que os ha revestido de plumas y os ha dado alas para volar, os ha otorgado el aire puro y os sustenta y gobierna, sin preocupación alguna de vuestra parte».


Mientras les decía estas cosas y otras parecidas, las avecillas, gesticulando de modo admirable, comenzaron a alargar sus cuellecitos, a extender las alas, a abrir los picos y mirarle fijamente. Entre tanto, el varón de Dios, paseándose en medio de ellas con admirable fervor de espíritu, las tocaba suavemente con la fimbria de su túnica, sin que por ello ninguna se moviera de su lugar, hasta que, hecha la señal de la cruz y concedida su licencia y bendición, remontaron todas a un mismo tiempo el vuelo.


Todo esto lo contemplaron los compañeros que estaban esperando en el camino. Vuelto a ellos el varón simple y puro, comenzó a inculparse de negligencia por no haber predicado hasta entonces a las aves


Por los animales enfermos

Padre Celestial,
Tú creaste todas las cosas para la gloria de Tu nombre
y nos hiciste sirviente de esta criatura.
Si así es Tu deseo, restáurale su salud y fuerzas.
Bendito seas, Dios Todopoderoso,
y sagrado sea Tu nombre por los siglos de los siglos. Amén.

Oración de San Francisco de Asís

Señor, hazme un instrumento de tu paz.
Donde haya odio, siembre yo amor;
donde haya injuria, perdón;
donde haya duda, fe;
donde haya tristeza, alegría;
donde haya desaliento, esperanza;
donde haya sombras, luz.



¡Oh, Divino Maestro!
Que no busque ser consolado sino consolar;
que no busque ser amado sino amar;
que no busque ser comprendido sino comprender;
porque dando es como recibimos;
perdonando es como Tú nos perdonas;
y muriendo en Ti, es como nacemos a la vida eterna


Un beso os quiere Mari.






fuentes:
Hermanos Franciscanos
Wikipedia



1 Comment:

67daniel said...

UN abrazo, amiga, y perdona si ando un poco callado últimamente. Cosas del trabajo y la familia.

Paz, hermana, y el espíritu de San Francisco de Asís, todo un verdadero místico y mejor persona.

Daniel.

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.