domingo, junio 01, 2008

Azar



El azar es una de las pocas por no decir la única “ley“ que no esta sujeta a ninguna regla.

Existen varias teorías que intentan explicar los mecanismos del azar, tanto matemáticas o filosóficas e incluso religiosa, alguna de dichas teorías incluye el libre albedrío, donde según algunos autores intentan explicar el comportamiento humano frente a la vida, en su toma de decisiones y aceptar sus consecuencias.

Al tirar una moneda al aire, nunca se sabe si sale cara o cruz, lo único que si es cierto es que existe un 50% de que salga cara o cruz, pero no el momento en que produce el que sea una cara o bien otra y si alguien lo adivina más de 5 veces es que la moneda esta trucada o es un buen vidente, personalmente dudo de lo ultimo, porque por muy bueno que sea el vidente nadie es infalible, al menos en este mundo. Esto explica algunos de los espectáculos de cara al público en que adivinan situaciones ocasionales o lo que pone en un libro o revista encerrados en una caja, etc. etc. Así como la lotería o bien los juegos de azar que no dependen de las habilidades de los jugadores, simplemente ocurre que el azar mueve sus engranajes; que mediante le calculo de probabilidades se puede determinar que números aparecen con más frecuencia o que jugadas son las más repetidas, pero nunca el momento exacto de su aparición.

Algunos autores dicen que si ocurre un incidente es azar o bien una casualidad y está no existe, todo ocurre por algún hecho; sino se realiza una apuesta apunto del automóvil, llegara un momento en que habrá un accidente debido ha algún fallo mecánico a causa de algún elemento defectuoso que no se detecto en su debido momento, esto es una consecuencia no una casualidad. En su momento nosotros en nuestro libre albedrío decidimos hacer otra actividad en lugar de llevar a revisar nuestro automóvil (si bien hoy en día, se nos obliga a pasar la ITV, por que sino luego nos arreglan el mes, con una buena receta y no facultativa, precisamente).

Cuando alguien decide hacerse una tirada de tarot, las cartas que salen son señales o indicaciones. Donde nos aconsejan hacer una determinada acción, por que de no hacerlo puede ocurrir una determinada reacción. También nos explica algunos actos que están ocurriendo y que nos afectan o pueden hacerlo. No hay que tomárselo todo ello a pie juntillas, es decir no hay que hacer mucho caso, pero si tenerlo muy en cuenta; pues algunas personas son adictas a la hora de hacerse echar las cartas del tarot.

Un consejo, si alguna vez vais para haceros una lectura del tarot, nunca digáis el motivo de vuestra consulta, pues si es un profesional percibirá vuestras preguntas e inquietudes.

Un saludo cordial. Vicenç

1 Comment:

Charo Bolívar said...

En la antigua Grecia, la diosa Fortuna era una diosa caprichosa, es decir, tanto podía concederte la buena fortuna como la mala. Por eso no hay que confiar las cosas ala fortuna o al azar, debemos trabajar por nuestro futuro, no gastar todo lo que tenemos e intentar vivir de una manera austera, hay demasiadas cosas en esta vida que nos son necesarias,lo más importante es comer, vestirse y tener un techo, todo lo demás es superfluo. pro eso, el azar, tiene dos caras. mejor confiar nuesro destino a nuestras hechos, a nuestros ideales.

Un beso

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.