martes, junio 17, 2008

La Isla II




A pesar del tiempo cambiante, en la zona donde la isla se encontraba situada. Seguía siendo preciosa. Con ayuda de Lord Bayron nuestro entrañable doctor, aprendí lentamente la lengua nativa. Hasta ahora solo me defendía por mediación de signos, que aprendí de mi abuela Merie que era sorda. El jefe de la tribu un anciano muy sabio, llamado. Ohomuro, y con ayuda del buen doctor en sus traducciones en su vieja y humilde cabaña, en la que hablaba de cómo los seres humanos maltrataban la tierra, como su poblado había sido invadido por las riquezas que creían que tenían, no bendecían sus dones dados por la madre tierra y el mar, el viento, los alimentos, se limitaban a usurparlos, con todas estas lecciones decidí, exponerlas en un maltratado diario que estaba, casi maltrecho por el pasar del tiempo, que me dejó Bayron y ya había comenzado, los días sucedían uno tras otro sin apenas darme cuenta. Desde que llegué aquel lugar tan maravilloso. De pronto una mujer entró en la cabaña. Su pelo azabache de un negro casi azulado. Ojos negros y grandes su cuerpo como si el mejor escultor de artesanos lo hubiera esculpido solo para ella. Ohomuro se levantó de pronto, incriminando a la mujer por intentar interrumpir la conversación.

- ¡No debes estar aquí!

Miralé; agitada dijo:

- Perdona padre hay gran revuelta en el mar. Padre Arasen y Kumbae discuten por misma mujer.

Mariny y el doctor se miraron extrañados, no comprendían la situación y decidieron bajar a la playa haber que pasaba.

Un beso os quiere Mari.


2 Comments:

philippine lotto result said...

Such a nice blog. I hope you will create another post like this.

Mari said...

Thanks, for your commentary, I hope that the articles are of your affability. As much already written as the next ones

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.